Quiche vegana de primavera


Esta receta es muy de temporada, Quiche vegana de primavera.  Y como no solo de torrijas vive el hombre pues digo yo que entre potaje y torrija bien nos podemos preparar esta quiche vegana mucho más ligera. Si tenéis en la familia personas veganas os lo agradacerán, porque muchas  veces no sabemos cómo sustituir los huevos en ciertas recetas y la verdad que aquí no los echaréis de menos. Seáis o no veganos os gustará igualmente porque el sabor con tanta verdurita es genial. 


Para los más puristas esto sería un falsa quiche vegana con verduras de primavera ya que no lleva ni huevos, ni nata de origen animal, ni leche, ni falta que le hace. Todo una homenaje a esta estación. Y no es que la primavera se esté portando especialmente bien conmigo este año, pero mira, tiene su aquel. Creo que desde el 1 de marzo que voy encadenando, resfriados, faringitis y la alergia que comparto con muchos de vosotros seguro... pero bueno, que el ánimo no decaiga y al menos cuidémonos y comamos rico.

La nata vegetal a base de coco Joya, que he utilizado para elaborar el quiche, venía en mi última caja Degustabox. Si vosotros también queréis descubrir nuevos productos, con este código FRUWM os costará 9,99€ (gastos de envío incluidos).


INGREDIENTES
(molde 23 cm)

Para la masa:
1 lámina de masa quebrada vegana
(si no tenéis problema utilizáis una normal)

Para el relleno:
(esta vez todo a ojo ;))
1 manojo de espárragos trigueros frescos
1 puñado de guisantes frescos o congelados
1 puñado de maíz dulce congelado
1 puñado de habas frescas o congeladas
150gr. de tofu natural
200 ml de nata vegetal  de coco Joya
1 cucharada de semillas de chía
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta



ELABORACIÓN

  • Precalentamos el horno a 180º (yo abajo y aire)
  • Untamos un poco el molde con aceite para que no se pegue y lo forramos (por dentro) con la masa quebrada y la pinchamos con un tenedor, la cubrimos con papel de aluminio y la horneamos en blanco durante 10-15 minutos. Para ver qué es eso de hornear en blanco pincha aquí. 
  • Mientras preparamos el relleno. Ponemos un cazo con agua y un poco de sal a hervir, cuando rompa a hervir ponemos las habas hasta que estén tiernas. (8-10 minutos), las escurrimos y reservamos.
  • A la vez en un sartén calentamos el aceite y saltemos en él los espárragos, los guisantes y el maíz hasta que estén también tiernos e incluso un poquito doraditos.
  • Cuando la base esté lista la sacamos del horno, le retiramos el papel y rellenamos con las cuatro verduras. 
  • En un bol mezclamos el tofu,  con la nata vegetal, las semillas de chia y trituramos hasta obtener una mezcla homogénea. Salpimentamos y vertemos la mezcla por encima de las verduras. 
  • Con Thermomix ponemos el tofu, la nata  en el vaso, salpimentamos y mezclamos 5 segundos/ vel 4. 
  • Horneamos de nuevo unos 20- 25 minutos hasta que haya cuajado. 
Acompañado de una ensalada hace una cena o comida rápida perfecta y completa.




Felices fiestas y si tenéis vacaciones tanto mejor. Pasadlo bien,

Quinoa moruna



Me encanta marzo y ahora lo que queda de él... ¡Cómo no me va a gustar! si es que trae unas de las mejores cosas. Trae buen tiempo, mis hermanas, las fallas -ya pasadas- y el olor a pólvora, buen comer y en breve el cambio de hora y tantas horas de sol. De marzo tengo recuerdos bonitos, bonitos. Y hablando de buen comer es que os traigo este platazo de quinoa moruna, una quinoa con toques árabes, especiados que tanto me gustan y con sabor, mucho sabor. 



No os dejéis asustar por la lista de ingredientes, son todos bastante normales, a mi es que las especias me encantan y suelo tener de todas. Pero vaya, que si alguna no os gusta mucho o no tenéis no pasa nada, no arde Troya.  Si hacéis la receta ya me diréis qué tal, yo creo que que os encantará. ¡Dentro receta!



INGREDIENTES
(para 2-3 raciones)
cazuela 28 cm aprox.

1 taza de quinoa (en remojo un par de horas)
1 diente de ajo
1 trocito de jengibre fresco
1 cebolla morada
1/2 pimiento rojo
1 zanahoria grande
6 champiñones frescos
1/2 taza de guisantes congelados
1/2 taza de maíz congelado
1 cucharadita de cominos molidos
1 cucharadita de cúrcuma
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de Cayena
1 pizca de canela
1 aguacate para servir (opcional pero muy recomendable)
Aceite de oliva virgen extra



ELABORACIÓN
  • Media horita antes ponemos la quinoa a remojo. 
  • Pelamos y cortamos a trocitos muy pequeños el ajo y el jengibre. Ponemos en la cazuela un fondo de aceite y doramos en él ambas cosas. Añadimos la cebolla picadita y sofreímos un par de minutos más. 
  • Pelamos y cortamos a cuadritos la zanahoria y el pimiento rojo, los añadimos a la cazuela y sofreímos unos minutitos. 
  • Cuando ya esté todo lo anterior pochadito añadimos los champiñones laminados, los guisantes y el maíz y rehogamos unos 3 ó 4 minutos más con una pizca de sal.
  • Incorporamos todas las especias y la quinoa escurrida, removemos para incorporar bien los sabores y agregamos agua hasta cubrir justo todos los ingredientes. Rectificamos de sal. Cocinamos a fuego medio hasta que el agua se haya evaporado y la quinoa esté cocida, serán unos 15 minutitos aprox. 
  • Para servir troceamos el aguacate y los ponemos por encima. ¡A disfrutar!

Y a vosotros ¿os gusta marzo? ¿Por qué?
Sea como sea disfrutad de él, queda poco y marzo de 2019 no habrá otro.


Bizcocho de café y trigo sarraceno {sin gluten}



Buenos días, mediados de febrero -voy a a obviar qué día es hoy- y el tiempo sigue pasando más que deprisa. En este mes y 14 días que han pasado de 2019 no he parado ni un minuto de trabajar y disfrutar también. Y por fin he tenido tiempo de hornear este bizcocho de café y trigo sarraceno sin gluten que dedico a mi amiga Pepa, recién diagnosticada de enfermedad celíaca. Aquí, en Cocina con Angi podrá encontrar muchas recetas sin gluten.

El trigo sarraceno tiene un sabor un tanto peculiar por lo que este bizcocho puede no gustar mucho a los niños, aunque como lleva café casi que tampoco. A mi me gusta porque está blandito y sabe a café. Jamás salgo de casa sin desayunar. Por la mañanas casi lo primero que hago es tomarme un café que suelo acompañar de un trocito de algo, a veces dulce otras salado. Este bizcocho ha hecho mis mañanas esta semana. 


El café que he utilizado para este bizcocho y en el desayuno estos días ha sido el Café Intermezzo de Segafredo que venía en mi última caja Degustabox. Tiene muy buen sabor y aroma.  ¿Y tú? ¿Ya te has animado a probar la caja? Puedes recibir la Degustabox y conocer nuevos productos de una manera rápida y sencilla y además con este código FRUWM te saldrá por 9,99€ gastos de envío incluidos.




INGREDIENTES
(Molde 23 cms)

3 huevos camperos (a temperatura ambiente)
150 gr. de azúcar
100 gr. de café Segafredo (ya preparado)
150 gr. de leche vegetal o la que nos guste
90 gr. de aceite de girasol
200 gr. de harina de trigo sarraceno*
50 gr. de harina de arroz*
1 sobre de levadura química
*Se puede cambiar la totalidad de las harinas por harina normal si no se tiene intolerancia al gluten.


ELABORACIÓN
Tradicional
  • Precalentamos el horno a 180º. Y forramos el molde con papel sulfurizado.
  • Con la ayuda de la batidora de varillas batimos muy bien los huevos con el azúcar hasta que blanqueen en un bol grande.
  • Añadimos el aceite, el café y la leche y mezclamos muy bien.
  • Luego incorporamos a esta mezcla las harinas y levadura tamizadas. Mezclamos muy bien y ponemos todo en el molde previamente engrasado y horneamos una media hora aproximadamente (dependerá del horno), comprobando con un palillo que esté bien cocido.
Thermomix
  • Precalentamos el horno a 180º. Y forramos el molde con papel sulfurizado.
  • Ponemos la mariposa en las cuchillas y montamos los huevos con el azúcar  4 minutos/ velocidad 4
  • Añadimos el resto de ingredientes líquidos y mezclamos unos segundos a vel 5
  • Añadimos las harinas y levadura y programamos 10 seg/ vel. 3
  • Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado y horneamos una media hora aproximadamente (dependerá del horno), comprobando con un palillo que esté bien cocido.



¿Y vosotr@s? ¿Disfrutáis también del desayuno? Sea como sea que paséis un buen día y si os animáis a preparar el bizcocho me lo decís que me encantará saberlo.

Feliz semana,

Vasitos de queso y yogur con mermelada


La verdad que cuando me levanté el otro día no tenía en mente preparar estos vasitos de queso y yogur con mermelada y menos después de las navidades. Pensar en hacer algo dulce no era la idea. Pero abrí la despensa para desayunar y vi esta rica mermelada y pensé que porqué no hacer un postre rico para llevar con más alegría las sobremesas de esta primera semana de enero.


La verdad que es ultra fácil y con ingredientes de andar por casa. Porque sino tenemos una mermelada tenemos otra y la cuestión es que podemos hacer estos vasitos de queso y yogur sin problema. En esta ocasión en concreto he utilizado una maravilla de mermelada de fresa Darbo que venía en mi última caja Degustabox. Lleva un 70% de fruta y se nota. Y aunque yo no soy asidua a la mermelada siempre tengo porque de vez en cuando me gusta. Y oye, me ha encantado. 

Si también vosotros queréis recibir la caja Degustabox para así descubrir productos como éste, con este código FRUWM os costará 9,99€ (gastos de envío incluidos).



INGREDIENTES
(para 5 raciones)

300gr. de queso crema
250gr. de yogur natural
65 -70 gr. de azúcar glas
(puede ser normal si lo vamos a hacer con Thermomix)
5 - 6 cucharadas de mermelada de fresa Darbo
fresones para decorar (opcional)





ELABORACIÓN
(tradicional)

  • Ponemos una cucharada grande de mermelada en el fondo de cada vasito, si nos gusta bien de mermelada podemos añadir un poco más. Reservamos.
  • Ponemos en un bol el azúcar glas junto con el queso y batimos con las barillas hasta mezclar bien.
  • A continuación añadimos el yogur y batimos hasta incorporar del todo. 
  • Pasamos la mezcla a una manga pastelera y rellenamos nuestros vasitos poniéndola por encima de la mermelada.
  • Refrigeramos un par de horitas y antes de servir si queremos decoramos con fresas naturales aunque no le hace falta floritura alguna.

(Thermomix)
  • Ponemos una cucharada grande de mermelada en el fondo de cada vasito, si nos gusta bien de mermelada podemos añadir un poco más. Reservamos. 
  • Si utilizamos azúcar glas omitimos este paso, sino, ponemos el azúcar normal en el vaso y con vaso cerrado / turbo unos segundos para pulverizar.
  • Ponemos la mariposa en el vaso, añadimos el queso crema al vaso con el azúcar y programamos 20 seg / vel 1.
  • A continuación añadimos al vaso también el yogur y volvemos a programar 20 seg /vel 1. Si hiciera falta programamos unos segundos más.
  • Pasamos la mezcla a una manga pastelera y rellenamos nuestros vasitos poniéndola por encima de la mermelada.
  • Refrigeramos un par de horitas y antes de servir si queremos decoramos con fresas naturales aunque no le hace falta floritura alguna.


Pues bueno, poneos manos a la obra que no tardáis nada en elaborar este postre. Hasta la próxima,