Ensalada de garbanzos con atún y huevo


Hoy traigo una receta que no sé si puede catalogarse como tal ya que lo único que hay que hacer para preparar esta ensalada de garbanzos con atún y huevo es poner todos los ingredientes juntitos en un bol y ya os adelanto que no hay que tener ninguna gracia especial, es para dummies totalmente :P Pero como no es la primera vez que me dice alguien que las legumbres no son para el verano... pues aquí traigo yo la prueba de que ¡sí! 



Para el aliño de esta ensalada de garbanzos con atún y huevo he vuelto a los básicos y es que a veces menos es más y en verano ni te cuento. He utilizado el vinagre balsámico de Módena Borges que venía en mi última Degustabox y que siempre me gusta recibir. Ya sabéis que trae productos de marca novedosos y muy ricos así que si queréis recibirla, con éste código FRUWM os sale a 9,99€ en vez de 14,99€(gastos de envío incluidos). 
Este tipo de ensaladas resuelve la papeleta de los días más perezosos del verano de una forma nutritiva para que no acabemos comiendo cualquier cosa. Así que ¡al ataque!



INGREDIENTES
(para 2 raciones)

un bote de garbanzos cocidos
1 huevo duro
1 lata de atún al natural
1 tomate
1 pimiento verde italiano
aceite de oliva virgen extra
vinagre balsámico de Módena Borges
1 cucharadita de mostaza
sal y pimienta


ELABORACIÓN (ultra fácil)

  • Lavamos el pimiento y el tomate, desechamos el pedúnculo y los cortamos a cuadritos y rodajas respectivamente. Los repartimos en dos cuencos.
  • Lavamos y escurrimos los garbanzos y ponemos la mitad en cada unos de los cuencos. Hacemos lo mismo con el atún. Finalmente pelamos el huevo y lo cortamos a cuadritos esparciéndolo por encima de ambos cuencos.
  • Para la vinagreta simplemente emulsionamos en un bol pequeño la mostaza junto con el vinagre balsámico de Módena y el aceite. Añadimos un poco de sal y pimienta negra recién molida y regamos con la mezcla nuestra ensalada. ¡A disfrutar! 




Pues nada, ¡a seguir disfrutando del verano!

Polos de kiwi con azúcar moreno


Sé que estáis sufriendo calor del bueno por ahí. Por eso desde 'el caloret' de Inglaterra os publico estos polos de kiwi que tienen ese color subidito por el azúcar moreno. Refrescantes a la par que sanos e indulgentes así que a por ellos que no os sentiréis culpables, os podéis comer un par alegremente.


Cuando hace calor queremos que refresque y viceversa pero yo que estoy por estos lares tengo ganas de verano mediterráneo en donde comerme uno de estos polos de kiwi tenga sentido :)) ¿Sabéis que os digo? que disfrutéis del verano a tope, porque independientemente de que haga más calor del que quisiéramos, el verano es alegría, buen rollo, amigos, salir, el mar, atardeceres en la playa, helados y es el verano que nos ha tocado. No todo el mundo es tan afortunado de poder disfrutar de estas pequeñas cosas que sin embargo nos hacen, me hacen, inmensamente felices. 




INGREDIENTES
(para 8 raciones)

500gr. de kiwi
55gr. de azúcar moreno
el zumo de 1/2 limón exprimido



ELABORACIÓN
Tradicional
  • Pelamos los kiwis y los ponemos en un bol junto con el azúcar y el limón exprimido. Con una batidora trituramos durante un par de minutos todo hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
  • Con la mezcla obtenida rellenamos nuestros moldes y congelamos amenos durante 6 horas.
Thermomix
  • Pelamos los kiwis y los ponemos en el vaso a trozos junto con el limón y el azícar. Trituramos durante 1 minuto / vel. progresiva  5-10.
  • Con la mezcla obtenida rellenamos nuestros moldes y congelamos amenos durante 6 horas.


Disfrutad del verano. Un besito,

Berenjenas rellenas de atún y pimientos



Las berenjenas me recuerdan a verano y este lo recordaremos sin duda porque ¡ha empezado que no veas! movidito a nivel nacional y europeo. Pero tranquil@s no voy a hacer ningún comentario al respecto, yo vengo hoy en son de paz con estas berenjenas rellenas de atún y pimientos que hacen que te olvides de todo, al menos durante los 10 minutos que tardas en comértelas. Si es que tardáis tanto ;)



Mientras 'ellos' se aclaran, nosotr@s seguiremos en la cocina preparando delicioso platos, dulces postres e intentaremos disfrutar del verano y los helados, que a mi personalmente ¡me encantan ambos!

Para elaborar las berenjenas rellenas de atún y pimientos he utilizado el tomate frito Solís estilo casero que venía en mi caja Degustabox, y la verdad que está muy rico.  Es una buena opción para cuando vamos con prisas -que suele ser el 90% de las veces en mi caso- y no podemos hacer nuestro propio tomate casero. si también vosotros queréis recibir la caja Degustabox con productos nuevos y de marca, con este código FRUWM  os costará 9,99€ en vez de 14'99€ (gastos de envío incluidos).  


INGREDIENTES
(para 3 berenjenas/6 mitades)

3 berenjenas grandecitas
1 cebolla
1 calabacín cortado a daditos
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
3 latas de atún al natural
2/3 de tomate Solís estilo casero
4 ó 5 lonchas de queso Edam
albahaca (fresca o seca)
30gr. de aceite de oliva virgen extra
sal


ELABORACIÓN
Tradicional

  • Limpiamos las berenjenas, las partimos por la mitad las espolvoreamos con sal y las cocemos o bien al horno o bien al vapor hasta que estén blanditas. Cuando estén listas retiramos la pulpa con ayuda de un descorazonador de fruta, un cuchillo o una cuchara hasta dejar un borde fino. Reservamos la pulpa. Mientras podemos ir haciendo el relleno:
  • Pelamos, lavamos y cortamos la cebolla, los pimientos y el calabacín a cuadraditos. En una sartén grande ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva. Cuando este caliente añadimos la cebolla, cuando esté translúcida añadimos los pimientos y sofreímos unos 7 minutos.
  • A continuación cortamos la pulpa de la berenjena reservada a trozos pequeños y la añadimos a la sartén junto con el calabacín, salamos, mezclamos y sofreímos unos 7 minutos más.
  • Escurrimos el atún y lo añadimos a la sartén junto con el tomate solís y la albahaca. Dejamos que cueza otros 3 ó 4 minutos más y listo o hasta que la salsa adquiera el espesor que nos guste. Rectificamos de sal si fuera necesario.
  • Con la mezcla de verduras y atún rellenamos las 6 mitades de berenjena, ponemos el queso encima, las ponemos en una bandeja o fuente apta para horno y gratinamos hasta que el queso esté fundido y doradito.
Thermomix
  • Lavamos y partimos las berenjenas por la mitad, con la ayuda de un cuchillo les hacemos unos cortes para que se cuezan mejor y las espolvoreamos con un poco de sal. Las ponemos en el recipiente y la bandeja Varoma. Reservamos.
  • Ponemos en el vaso los pimientos lavados y cortados en cuartos y picamos 3 seg/ vel 5. Vaciamos el vaso y reservamos.
  • A continuación ponemos en el vaso la cebolla cortada en cuartos junto con el aceite y picamos 3 seg/vel 4. Bajamos lo que se haya podido quedar en las paredes del vaso. Ponemos la bandeja Varoma con las berenjenas en su posición y programamos 9 minutos /Varoma/ vel cuchara.
  • Quitamos la bandeja Varoma y añadimos al vaso los pimientos ya picados y un poco de sal. Volvemos a poner el Varoma en su sitio y programamos otros 10 minutos/Varoma/ vel cuchara.
  • Quitamos la bandeja Varoma y ahora añadimos al vaso el calabacín previamente cortado a daditos. Colocamos el Varoma de nuevo y volvemos a programar 5 minutos /Varoma/ vel cuchara.
  • Pasado el tiempo, retiramos la bandeja Varoma y dejamos templar un poco las berenjenas. Escurrimos el atún y lo añadimos al vaso junto con el tomate, la albahaca y sal. 
  • Con la ayuda de un descorazonador de fruta o un cuchillo o cuchara en su defecto, vaciamos las berenjenas retirando la pulpa hasta dejar un borde fino. Añadimos la pulpa troceada al vaso, volvemos a poner las berenjenas el recipiente aroma y éste en su sitio y programamos 7 minutos/ Varoma/ vel cuchara. * Rectificamos de sal si fuera necesario.
  • Con la mezcla rellenamos las berenjenas, ponemos el queso por encima, las ponemos en una fuente para horno y las gratinamos hasta que estén doraditas.
* Si pasado el tiempo queremos que la salsa esté más espesa bastará con programar unos minutos más a temperatura Varoma/ vel cuchara.






Feliz inicio de verano. Un besito,

Muffins con harina de quinoa y chocolate {sin gluten}


Que me encanta comer yo creo que es vox populi sin embargo, yo pienso que me gusta todavía más desayunar y si es con algo casero como estas muffins con harina de quinoa y chocolate sin gluten  ¡ya ni os cuento! Parece que con un buen desayuno el día se hace menos cuesta arriba ¿verdad? Nunca he acabado de entender a la gente que no desayuna nada de nada, o que con un café pasa la mañana, pero bueno, hay tantas cosas que no entiendo que por una más... Pero  seguro que esas personas ácidas que nos encontramos por las mañanas se han saltado el desayuno. Les cambiaba la cara seguro probando una de estas magdalenas con harina de quinoa. :P



Me preguntaba una amiga a la que le envié una foto de las bandejas de las muffins de quinoa con chocolate sin gluten cuando estaban en el horno,que para quién eran tantas ¿Para mi? jeje. Me gusta disfrutar de ellas no sólo en el desayuno si no también en mis momentos de relax con un buen té. Lo de congelarlas e ir sacándaloas en días sucesivos en mi casa es un mito, una leyenda urbana, una utopía, algo ilusorio... Total, que ya puedo correr aunque bueno, al ser con harina de quinoa estas en concreto tienen menos carbohidratos...

En fin y vosotr@s ¿sois de desayunar? ¿cuál es vuestro desayuno favorito?




INGREDIENTES
(para 12 grandes y 12 mini)

210gr. de harina de quinoa
220gr. de azúcar
4 cucharadas de cacao desgrasado sin azúcar
1/2 cucharada de bicarbonato
160ml de aceite de oliva
160ml de leche de arroz (u otra vegetal sin gluten)
2 huevos eco



ELABORACIÓN

  • Precalentamos el horno a 180ºC y ponemos las cápsulas en los moldes.
  • En un bol tamizamos la harina y el cacao. Añadimos el resto de ingredientes sólidos y mezclamos.
  • En otro bol batimos los ingredientes líquidos.
  • Incorporamos los líquidos al bol de los sólidos y mezclamos bien hasta que no haya ningún grumo, podemos utilizar la batidora.
  • Por último rellenamos nuestras cápsulas hasta 2/3 de su capacidad para que al hornearlas no parezcan Aliens. Para rellenarlas más fácilmente nos podemos ayudar de una cuchara de helado o de una manga pastelera, como en mi caso.
  • Horneamos unos 15 minutos, los mini con 10 será suficiente. Dejamos templar sobre una rejilla


Disfrutad de vuestros desayunos. Feliz semana,