Hamburguesas de boniato y quinoa


OMG! ¡Se me ha echado el tiempo encima! El día 12 hizo 3 años que este blog abrió y yo ¡sin tarta y sin celebración y en sequía de recetas! pero bueno, entre las vacaciones, las astenia primaveral y asuntos varios me ha resultado imposible...  Prometo traer tarta y celebración y todo... Hasta que eso llegue os invito a preparar estas ricas hamburguesas veganas de boniato y quinoa que son lo suficientemente especiales como para ser parte de alguna celebración. Servidas con guacamole o con tomate natural están de auténtico vicio. Además ya sabemos que la quinoa es un superalimento.


Entrando ya casi en mayo, ahora ya estamos en la recta final que nos llevará directos al verano. La archiconocida operación biquini alcanza su máximo, todo el mundo quiere verse bien y es normal ya que la manga corta y los vestidos veraniegos son algo inminente. Atrás quedan los buenos propósitos tras las navidades y nos tenemos que poner las pilas si queremos lucir nuestra mejor versión. Por eso estas hamburguesas de boniato y quinoa son idóneas. (Pero hay que hacer algo de ejercicio también) De verdad que en casa no nos pueden gustar más. ¡A por ellas!



INGREDIENTES
(para unas 15 hamburguesas)

2 boniatos rojos medianos
1 taza de quinoa
2 tazas de agua
1 diente de ajo
2 chalotas
cúrcuma al gusto y sin miedo
pimienta y sal
AOVE para pincelar



ELABORACIÓN
  • Pelamos y cortamos el boniato a cuadrados y lo cocinamos al vapor hasta que esté blandito.* Pasamos a un bol grande, añadimos pimienta y con la ayuda de un tenedor lo chafamos hasta formar un puré.
  • En un cazo ponemos a hervir el agua con sal y la quinoa. Hervimos unos 16 minutos, escurrimos si fuera necesario y pasamos al bol con el boniato.
  • Pelamos y picamos las chalotas y el ajo e incorporamos al bol con el boniato y la quinoa.
  • Añadimos la cúrcuma y con la ayuda de una espátula mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados. Reservamos en la nevera un ratito para que coja cuerpo.
  • Precalentamos el horno a 180ºC y forramos la bandeja del horno con papel sulfurizado. Sacamos la masa de la nevera y con las manos húmedas formamos nuestras hamburguesas que depositaremos en la bandeja, así hasta acabar con la masa**. Las pincelamos con aceite de oliva y las horneamos hasta que estén doraditas.***
*También lo podemos hervir pero al vapor conserva mejor sus nutrientes.
**Justo en este paso se pueden congelar por lo que vale la pena hacerlas aunque nos sobren.
***También las podemos dorar en la sartén.



Muchas gracias por hacer posibles estos 3 años que espero que se conviertan en muchos más. Gracias por leerme, comentar, darle a 'me gusta', compartir, hacer las recetas, enviarme fotos y animarme en esta bonita tarea de tener un blog de cocina. A tod@s vosotr@s GRACIAS.

Bollos con pepitas de chocolate {Doowaps caseros}


Las vacaciones de Semana Santa son ya inminentes para muchos y los niños y los no tanto vamos a estar en casa unos días así que para agasajarles y darnos el gusto en desayunos y meriendas os propongo estos bollos con pepitas de chocolate o doowaps caseros. Por lo pronto aquí las playas ya las tenemos llenas y es que el tiempo acompaña y mucho. Así que mi desayuno de mañana será en la terraza con uno de estos doowaps.


Estos bollos con pepitas de chocolate o doowaps caseros son mi asalto de este mes para #Elasaltablogs. En esta ocasión hemos atacado la cocina de Iratxe de Gallecookies. Y yo me he decantado por unos bollos que aunque harán las delicias de los más peques, a los mayores también nos satisfacen porque poco tienen que ver con los comerciales, están mucho mejor. Así que ¡a por ellos!


INGREDIENTES
(para 8 unidades)

110 gr. de leche vegetal (u otra)
12,5 gr. de levadura fresca
30 gr. de de aceite suave
1 huevo (yema y clara por separado)
1 cucharadita de vainilla
250 gr de harina de fuerza
40 gr. de azúcar
sal
pepitas de chocolate



ELABORACIÓN
tradicional
  • Disolvemos la levadura en la leche tibia y la pasamos a un bol.
  • Añadimos el resto de los ingredientes en el orden en que aparecen menos las patitas de chocolate y la clara y mezclamos. Cuando se haya incorporado bien pasamos la mezcla a una superficie enharinada y amasamos hasta conseguir una masa homogénea que nos se nos pega.
  • La ponemos de nuevo dentro del bol, el cual cubriremos con un paño, y dejaremos levar durante 1 hora hasta que doble su volumen.
  • Pasado este tiempo la sacamos del vaso y le incorporamos las pepitas de chocolate amasando suavemente. Formamos bolitas de unos 80 gr. y las depositamos en la bandeja del horno la cual habremos forrado con papel sulfurizado. Dejamos levar en la bandeja unos 30 minutos más.
  • Tras el segundo levado, pintamos las bolitas con la clara que habíamos reservado y horneamos unos 20 minutos en el horno precalentado a 180ºC.
con Thermomix
  • Ponemos la leche en el vaso y calentamos 4 min / 37º /vel 2.
  • Añadimos la levadura y mezclamos 10 seg /vel 10.
  • A continuación agregamos el resto de los ingredientes en el orden en que aparecen menos las pepitas de chocolate y la clara y mezclamos 4 seg /vel 5 y luego amasamos durante 4 min/ vaso cerrado/vel espiga. Dejamos levar en la vaso tapado y cubierto con un paño durante 1 hora hasta que doble su volumen.
  • Pasado este tiempo la sacamos del vaso y le incorporamos las pepitas de chocolate amasando suavemente. Formamos bolitas de unos 80 gr. y las depositamos en la bandeja del horno la cual habremos forrado con papel sulfurizado. Dejamos levar en la bandeja unos 30 minutos más.
  • Tras el segundo levado, pintamos las bolitas con la clara que habíamos reservado y horneamos unos 20 minutos en el horno precalentado a 180ºC.

Disfrutad de estos días de vacaciones, aquí en Valencia empezamos el jueves así que de momento me quedo muy cerquita de la playa cogiendo impulso ;)

Un saludo,

Crema de champiñones con leche de avena



Con el inicio de primavera tan pasado por agua, por viento y por frío que estamos teniendo esta crema de champiñones viene que ni pintada. Además tiene una peculiaridad está hecha con leche de avena por lo que es apta casi para todos. Y agua para todos es lo que hemos tenido estas Fallas que, a pesar del tiempo, hemos disfrutado un año más. La verdad que una piensa, de 365 días que tiene el año ¿va a ser preciso que llueva estos 3? Pues se ve que sí y dado como está el tema por el Levante español pues mejor que venga en fallas que que no venga. Así que al mal tiempo... buena cara.



De todas maneras el cambio de estación es inminente por eso es mejor disfrutar de esta crema de champiñones con leche de avena mientras podamos, que después lo único que nos apetece son platos fresquitos y ensaladas. Os dejo la receta par prepararla con o sin Thermomix.



INGREDIENTES
(para 3 - 4 raciones)

250 gr. de champiñones frescos
40 gr. de arroz o harina de arroz
500 gr. de leche de avena
40 gr. de aceite de oliva virgen extra
300 gr. de agua
sal y pimienta blanca




ELABORACIÓN
tradicional
  • Molemos el arroz en el molino o bien utilizamos directamente harina de arroz. Reservamos.
  • En un cazo ponemos el aceite y cuando esté caliente sofreímos en él los champiñones limpios y cortados por la mitad. Incorporamos la harina de arroz y rehogamos unos minutitos.
  • Añadimos la leche y el agua y cocemos durante 25 minutos. Salpimentamos.
  • Pasado el tiempo con la ayuda de una batidora trituramos la mezcla y rectificamos de sal y pimienta si fuera necesario. Servimos caliente.
con Thermomix
  • Ponemos el arroz en el vaso y programamos 1 min / vel 10 para pulverizarlo. Reservamos. *Si utilizamos harina de arroz omitimos este paso.
  • Limpiamos los champiñones, los cortamos por la mitad y los ponemos en el vaso junto con el aceite programando 4 min / 100º / vel 3.
  • Incorporamos la harina de arroz y rehogamos 3 min / 100º /vel 3.
  • Añadimos la leche y el agua y programamos 25 min/100º/ vel 3.
  • Pasado el tiempo dejamos que baje un poco la temperatura y trituramos 1 min /vel 7. Rectificamos de sal y pimienta. Servimos caliente.
** Si nos gusta más liquida podemos añadir más agua y/o leche. A mi me gusta que quede cremosa.


Pues nada, espero que probéis esta rica crema  si es así me lo hagáis saber. Yo me quedo aquí a la espera de días más primaverales.

Un besito,

Tarta de cerveza negra


Marzo se me ha echado encima de una manera considerable. En plena actividad fallera, entre cohete  y cohete, os traigo un bizcocho vestido de fiesta, una tarta de cerveza negra que está muy, pero que muy rica. No os dejéis asustar por el frosting, es ligero al paladar y contrasta a la perfección con el bizcocho de chocolate que no sé cómo explicarlo pero se nota que lleva cerveza pero no sabe a cerveza y además como es sin alcohol es apta para niños.



Esta tarta de cerveza negra la había visto muchas veces por la red y tenía muchas ganas de prepararla. La receta es de Nigella Lawson y la tenéis aquí. Para elaborarla he utilizado la cerveza negra de Buckler sin alcohol que venía en mi última caja Degustabox. Ya sabéis que podéis recibir la caja Degustabox por 9,99€ envío incluido en vez de 14,99€ (la primera caja) con este código promocional 0WU9H. Si os gustan las sorpresas no os lo penséis ;) 




INGREDIENTES
(molde 23 cm)

Para la tarta:
250 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
250 ml. de cerveza Buckler negra sin alcohol
75 gr. de cacao puro en polvo sin azúcar
400 gr. de azúcar blanca
140 ml. de nata 35% materia grasa
2 huevos
1 cucharadita de pasta de vainilla
275 gr. de harina
2 y 1/2  cucharaditas de bicarbonato

Para el frosting (lo de arriba):
200 gr. de queso crema
100 gr. de azúcar glas
100 gr. de nata 35% materia grasa



ELABORACIÓN
(tradicional)
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol grande mezclamos bien todos los ingredientes secos y reservamos.
  • En un cazo calentamos la cerveza junto con la mantequilla hasta que ésta esté derretida. Pasamos a un bol grande y añadimos la nata, los huevos y la vainilla y batimos bine.
  • A continuación sin dejar de batir vamos incorporando a la mezcla anterior los ingredientes secos que habíamos reservado previamente. Batimos hasta que estén todos los ingredientes incorporados.
  • Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado y horneamos a 180ºC de 40 a 50 minutos. Insertamos un palito para asegurarnos de que está listo. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Frosting
  • Ponemos el queso en un bol y batimos. Vamos incorporando el azúcar glas poco a poco. Cuando esté totalmente incorporado añadimos la nata y seguimos batiendo hasta que esté semi montado. Cuando el bizcocho esté frío untamos con la mezcla de queso y nata. 
(con Thermomix)
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol grande mezclamos bien todos los ingredientes secos y reservamos.
  • Ponemos en el vaso la cerveza y la mantequilla troceada y calentamos 3 min / 50º/ vel 2
  • Añadimos al vaso la nata, los huevos y la vainilla y batimos 25 seg / vel 2 1/2.
  • A continuación programamos vel 3 /sin tiempo y vamos incorporando la mezcla de ingredientes secos poco a poco hasta que estén bien integrados.
  • Vertemos la mezcla en el molde y horneamos a 180º C de 40 a 50 minutos. Insertamos un palito para asegurarnos de que está listo. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Frosting
  • Ponemos el queso en el vaso programamos vel 3/ sin tiempo y vamos añadiendo el azúcar por el bocal. Reservamos.
  • Ponemos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata y montamos a vel 3 1/2 / sin tiempo. Finalmente con la ayuda de una espátula incorporamos el queso y la nata. Cuando el bizcocho esté frío untamos con la mezcla de queso y nata. 

Os invito a disfrutar estos días de las Fallas, que si no las conocéis os la recomiendo 100%. Dicen que lloverá pero la actitud es lo que cuenta.
Feliz semana. Un besito,