Bizcocho de crema de speculoos


No es que las horas pasen deprisa, o que los fines de semana me pasen volando, es que incluso los días de trabajo me pasan que ni me entero.  De repente ya es jueves y he parado por casa a penas unas horitas. Por eso cuando me siento y me tomo mi infusión favorita me gusta endulzar el momento con un bizcocho de speculoos como éste.


Para mi el mejor momento del día es después de la cena, momento en el que me siento un ratín en el sofá mientras degusto el bizcocho de speculoos. Ese momento es mágico, sólo rompen el hechizo los múltiples spots publicitarios, algún que otro politicastro o persona non grata que se cuela en la pantalla y  los programas que empiezan tarde y acaban a horas intempestivas ¿de verdad hay alguien que vea entero algo por la noche? porque a mi el despertador me suena a veces antes de las 7 y se me hace imposible el pensar en ver algo. 

En fin, soy muy de mañanas… si tú también lo eres homenajéate con un trozo de este bizcocho de crema de speculoos con tu café o té. Y por favor contadme si también os pasa lo mismo o si vosotros sí veis algún programa por la noche..


INGREDIENTES
(molde 23 cm)

125 ml. de aceite de girasol
3 huevos
150 gr. de azúcar morena
125 gr. de crema de scpeculoos
150 gr. de harina
1 sobre de levadura química
1 cucharadita de pasta de vainilla



ELABORACIÓN
  • Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos el molde y reservamos.
  • En un bol batimos los huevos con el aceite, a continuación añadimos el azúcar y seguimos batiendo.
  • Ponemos también la crema de speculoos y la vainilla e incorporamos bien.
  • Añadimos la harina y la levadura y mezclamos hasta que la masa quede homogénea.
  • Vertemos en el molde y horneamos unos 30 minutos o hasta que pinchemos el interior y el palito salga limpio. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
*Podemos espolvorear con un poco de azúcar y canela.
**La crema de speculoos ya la podéis encontrar en muchos supermercados.

Feliz semana,

Trifle de gofres, mango y granada


Con este trifle de gofres, mango y granada tan a mi estilo nos trasladamos hoy a Inglaterra ese país que me tira tanto… El trifle consiste en capas alternadas de bizcocho (bañado en algún licor), gelatina de frutas, natillas y como colofón final nata montada. Así que al ver este postre inglés un@ puede pensar que se le ocurrió a aquel a quien le preguntaran:
- ¿Y tú? ¿que querrás de postre, natillas, fruta o bizcocho? 
- ¿Yo? ¡Las tres cosas! 
Y es que si se pueden tener las tres cosas para que se va a elegir… Pero no, no fue así, los orígenes del trifle se remontan al siglo XVI y consistía en una combinación de crema y agua de rosas aromatizada con jengibre y azúcar. Más tarde, en el siglo XVIII se le fue añadiendo el bizcocho y la nata montada.  Lo de la capa de fruta o gelatina o mermelada ya es más actual. Como postre de aprovechamiento o receta especial al uso el caso es que el trifle está riquísimo.


Total, que hoy vengo yo con mi versión con este trifle de gofre, mango y granada. ¿Mis aportaciones? que los ingleses me perdonen pero como veis me he cargado la nata montada así nada más empezar, ya me parecía demasié;  le he puesto fruta fresca que me encanta; y en lugar de un bizcocho mondo y lirondo -y para compensar que no lleva nata ;) - he utilizado los gofres Manneken Pis que venían en mi última caja Degustabox, ¡y que están riquísimos! Si vosotr@s también queréis recibir la caja Degustabox y poder disfrutar de una variedad de productos de marca novedosos podéis utilizar este código promocional QKRZ0 con el que el precio para la primera caja será de 9,99€ en vez de 14,99€.

Espero que os guste esta versión libre del trille. En casa nos encantó. 

INGREDIENTES
(4 copas)

1 paquete de gofres Mannekin Pis
1 sobre de natillas
750 ml. de leche semidesnatada
4 cucharadas de azúcar
1 mango
1 granada

ELABORACIÓN

  • Desmenuzamos el gofre en trozos no muy pequeños y lo ponemos en el fondo de las copas.
  • Preparamos las natillas siguiendo las instrucciones del fabricante y las dejamos templar para que cojan cuerpo.
  • Pelamos el mango y los cotamos a trocitos y desgranamos la granada. Reservamos.
  • Vertemos las natillas por encima del gofre, disponemos el mango por encima domando toda una capa y luego hacemos lo mismo con la granada. 
  • Por último vertemos un poco más de las natillas por encima de la fruta, refrigeramos y disfrutamos tan alegremente. 
*Como os he comentado antes el colofón se lo podéis poner coronando el postre con nata montada, según como tengáis el día de calórico :p

Feliz semana,

Manzanas asadas con nueces y pasas #Elasaltablogs


Empieza la nueva temporada de El Asaltablogs y con él los nuevos 'robos'. Cada último domingo de mes estaré aquí con una receta que habré asaltado a algún blogger incauto… como sabéis debemos este reto a Conxy del blog Gastroandalusí que es la que se encarga de organizar mes a mes todo esto.


Traigo una receta sencillísima con uno de los ingredientes estrella del otoño manzanas asadas con nueces y pasas. ¿Que a quién le he robado semejante manjar? pues a Raquel de Churretes de Chocolate un blog dulce donde los haya, ideal para adictos al dulce. Y como entre tanta magdalena rica, cupcake suculento y tarta impresionante no sabía qué elegir, de pronto vi estas modestas manzanitas mirándome y me dije 'esta receta es la mía' y aquí os la traigo calentita calentita, la original aquí.


INGREDIENTES
(para 4 raciones)

4 manzanas Golden
1 puñadito de nueces
1 puñadito de pasas
1 chorrito de vino Pedro Ximenez
1 chorrito de zumo de limón



ELABORACIÓN
  • Lavamos y descorazonamos las manzanas y las ponemos en una fuente apta para horno.
  • Rellenamos el hueco que ha quedado en las manzanas con las pasas y nueces. Las regamos con el vino y el zumo de manera que entren por el huequito. 
  • Horneamos a 180º hasta que las manzanas estén blanditas. 
Feliz domingo,

Ensalada de lentejas y feta


Tengo un alien en el ordenador, o en la cámara o yo qué se dónde.. pero el caso es que las fotos que hice de esta ensalada de lentejas con feta en su primera versión desaparecieron así sin más. La pregunta es ¿pueden desaparecer sin dejar rastro unas fotos que han sido visualizadas después de haberlas hecho y enseñadas a terceras personas y todo? SÍ pueden y yo soy la prueba empírica de ello.


¿Existirán de verdad los duendes del ordenador como les llamaba un profesor mío? Yo que soy tan terrenal y tan escéptica… no consigo darle explicación. Aunque supongo que más de uno tiene estos pequeños poltergeist en algunos aparatos electrónicos de  esos que nos hacen volvernos loc@s.  Pero menos mal que esta receta de ensalada de lentejas con feta tan rica es muy de este mundo para compensar… Aquí va.



INGREDIENTES
(2 - 3 personas)

200 gr. de lentejas Puy (de las pequeñas)
100 gr. de queso feta
6 corazones de alcachofa en conserva
1/2 cebolla roja

vinagreta
1 cucharada de vinagre de manzana
2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva VE
pimienta negra recién molida
sal

ELABORACIÓN
  • Hervimos las lentejas en abundante agua con sal durante 40 minutos -no necesitan remojo previo-. Pasado el tiempo las escurrimos bien, las pasamos a un bol y dejamos enfriar.
  • Pelamos y cortamos la cebolla en juliana fina, partimos las alcachofas por la mitad y el feta a trocitos y añadimos todo a las lentejas, mezclamos suavemente y rectificamos de sal.
  • Preparamos la vinagreta. Mezclamos el vinagre, el aceite y la pimienta y regamos con ello la ensalada.
* Para que las legumbres no resulten tan flatulentas podemos añadir cominos al agua de ebullición.

Espero que tengáis una muy buena semana libre-de-'paranormalidades' ;)