Bizcocho de café y trigo sarraceno {sin gluten}



Buenos días, mediados de febrero -voy a a obviar qué día es hoy- y el tiempo sigue pasando más que deprisa. En este mes y 14 días que han pasado de 2019 no he parado ni un minuto de trabajar y disfrutar también. Y por fin he tenido tiempo de hornear este bizcocho de café y trigo sarraceno sin gluten que dedico a mi amiga Pepa, recién diagnosticada de enfermedad celíaca. Aquí, en Cocina con Angi podrá encontrar muchas recetas sin gluten.

El trigo sarraceno tiene un sabor un tanto peculiar por lo que este bizcocho puede no gustar mucho a los niños, aunque como lleva café casi que tampoco. A mi me gusta porque está blandito y sabe a café. Jamás salgo de casa sin desayunar. Por la mañanas casi lo primero que hago es tomarme un café que suelo acompañar de un trocito de algo, a veces dulce otras salado. Este bizcocho ha hecho mis mañanas esta semana. 


El café que he utilizado para este bizcocho y en el desayuno estos días ha sido el Café Intermezzo de Segafredo que venía en mi última caja Degustabox. Tiene muy buen sabor y aroma.  ¿Y tú? ¿Ya te has animado a probar la caja? Puedes recibir la Degustabox y conocer nuevos productos de una manera rápida y sencilla y además con este código FRUWM te saldrá por 9,99€ gastos de envío incluidos.




INGREDIENTES
(Molde 23 cms)

3 huevos camperos (a temperatura ambiente)
150 gr. de azúcar
100 gr. de café Segafredo (ya preparado)
150 gr. de leche vegetal o la que nos guste
90 gr. de aceite de girasol
200 gr. de harina de trigo sarraceno*
50 gr. de harina de arroz*
1 sobre de levadura química
*Se puede cambiar la totalidad de las harinas por harina normal si no se tiene intolerancia al gluten.


ELABORACIÓN
Tradicional
  • Precalentamos el horno a 180º. Y forramos el molde con papel sulfurizado.
  • Con la ayuda de la batidora de varillas batimos muy bien los huevos con el azúcar hasta que blanqueen en un bol grande.
  • Añadimos el aceite, el café y la leche y mezclamos muy bien.
  • Luego incorporamos a esta mezcla las harinas y levadura tamizadas. Mezclamos muy bien y ponemos todo en el molde previamente engrasado y horneamos una media hora aproximadamente (dependerá del horno), comprobando con un palillo que esté bien cocido.
Thermomix
  • Precalentamos el horno a 180º. Y forramos el molde con papel sulfurizado.
  • Ponemos la mariposa en las cuchillas y montamos los huevos con el azúcar  4 minutos/ velocidad 4
  • Añadimos el resto de ingredientes líquidos y mezclamos unos segundos a vel 5
  • Añadimos las harinas y levadura y programamos 10 seg/ vel. 3
  • Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado y horneamos una media hora aproximadamente (dependerá del horno), comprobando con un palillo que esté bien cocido.



¿Y vosotr@s? ¿Disfrutáis también del desayuno? Sea como sea que paséis un buen día y si os animáis a preparar el bizcocho me lo decís que me encantará saberlo.

Feliz semana,

Vasitos de queso y yogur con mermelada


La verdad que cuando me levanté el otro día no tenía en mente preparar estos vasitos de queso y yogur con mermelada y menos después de las navidades. Pensar en hacer algo dulce no era la idea. Pero abrí la despensa para desayunar y vi esta rica mermelada y pensé que porqué no hacer un postre rico para llevar con más alegría las sobremesas de esta primera semana de enero.


La verdad que es ultra fácil y con ingredientes de andar por casa. Porque sino tenemos una mermelada tenemos otra y la cuestión es que podemos hacer estos vasitos de queso y yogur sin problema. En esta ocasión en concreto he utilizado una maravilla de mermelada de fresa Darbo que venía en mi última caja Degustabox. Lleva un 70% de fruta y se nota. Y aunque yo no soy asidua a la mermelada siempre tengo porque de vez en cuando me gusta. Y oye, me ha encantado. 

Si también vosotros queréis recibir la caja Degustabox para así descubrir productos como éste, con este código FRUWM os costará 9,99€ (gastos de envío incluidos).



INGREDIENTES
(para 5 raciones)

300gr. de queso crema
250gr. de yogur natural
65 -70 gr. de azúcar glas
(puede ser normal si lo vamos a hacer con Thermomix)
5 - 6 cucharadas de mermelada de fresa Darbo
fresones para decorar (opcional)





ELABORACIÓN
(tradicional)

  • Ponemos una cucharada grande de mermelada en el fondo de cada vasito, si nos gusta bien de mermelada podemos añadir un poco más. Reservamos.
  • Ponemos en un bol el azúcar glas junto con el queso y batimos con las barillas hasta mezclar bien.
  • A continuación añadimos el yogur y batimos hasta incorporar del todo. 
  • Pasamos la mezcla a una manga pastelera y rellenamos nuestros vasitos poniéndola por encima de la mermelada.
  • Refrigeramos un par de horitas y antes de servir si queremos decoramos con fresas naturales aunque no le hace falta floritura alguna.

(Thermomix)
  • Ponemos una cucharada grande de mermelada en el fondo de cada vasito, si nos gusta bien de mermelada podemos añadir un poco más. Reservamos. 
  • Si utilizamos azúcar glas omitimos este paso, sino, ponemos el azúcar normal en el vaso y con vaso cerrado / turbo unos segundos para pulverizar.
  • Ponemos la mariposa en el vaso, añadimos el queso crema al vaso con el azúcar y programamos 20 seg / vel 1.
  • A continuación añadimos al vaso también el yogur y volvemos a programar 20 seg /vel 1. Si hiciera falta programamos unos segundos más.
  • Pasamos la mezcla a una manga pastelera y rellenamos nuestros vasitos poniéndola por encima de la mermelada.
  • Refrigeramos un par de horitas y antes de servir si queremos decoramos con fresas naturales aunque no le hace falta floritura alguna.


Pues bueno, poneos manos a la obra que no tardáis nada en elaborar este postre. Hasta la próxima,

Pastissets de boniato {pastelitos de boniato}


Ahora sí que sí huele a Navidad vayas por dónde vayas y a mi personalmente, me suele gustar bastante. Cierto es que no soporto algunos aspectos de estas fiestas, como las decoraciones excesivas y el sobre uso de platos, vasos y manteles de papel en la mesas. Pero en general me gustan. Reunirme con la gente, ponernos al día, ver a los más pequeños disfrutar, ilusionarnos con ellos, algún que otro regalo, descansar del curro, algún viajecito y la sesiones en torno a la mesa. Hay cosas que nunca faltan en nuestras mesas estos días y los pastissets de boniato aquí en Valencia y en concreto en mi casa, siempre hacen acto de presencia en Navidad.


Cuando entro en casa de mis padres y huele a pastissets de boniato me teletransporto automáticamente a cualquier navidad de mi infancia, en casa de mis abuelos. Mi abuela los bordaba, luego mi madre siguió su estela y gracias a ella sé hacerlos yo. Estos los hicimos juntas en mi casa y a través de estas líneas y estas fotos, siempre quedará constancia de ese recuerdo. 


El aroma a aguardiente inunda la casa y es tan característico que es fácil de registrar en la memoria. Los pastissets de boniato son patrimonio inmaterial en mi familia y por eso lo comparto con vosotr@s. ¿Qué postre navideño es el vuestro de referencia?



INGREDIENTES
(para 25 aprox.)

Para la masa:
1 vaso de aceite
Poco menos de 1 vaso de azúcar
1/2 vaso de agua ardiente (anís seco)
1/2kg de harina (la que admita, lo mismo hace falta un poco más)
piel de 2 limones sin la parte blanca
1 yema de huevo (para pintar los pastelitos)

Para el relleno:
820gr. de dulce de boniato (se vende en lata)


ELABORACIÓN
  • Ponemos el aceite a calentar y cuando esté calentito infusionamos en él las cortezas del limón durante unos minutos. Luego retiramos las cortezas y dejamos templar el aceite.
  • En un bol grande ponemos el aceite (cuando esté templado ya), el aguardiente y el azúcar y mezclamos bien. Vamos incorporando la harina poco a poco y amasando mientras el líquido la vaya admitiendo.
  • Debemos obtener una masa un tanto aceitosa que se despegará de las manos fácilmente.
  • Con la masa obtenida formamos bolitas de tamaño un poco más grande que una nuez.
  • Ponemos una hoja de papel de horno en una superficie lisa, ponemos la bolita encima, cubrimos con otra hoja de papel y pasando el rodillo por encima aplastamos formando círculos de 10cm de diámetro. Retiramos la hoja de encima y si queremos con una aro de emplatar lo cortamos perfectito. 
  • Con la ayuda de una cuchara ponemos dulce de boniato en una mitad del círculo y cubrimos con la otra mitad. Repetimos con el resto de masa/bolitas y los ponemos en la bandeja del horno que habremos forrado con papel de horno
  • Pintamos los pasttelitos por encima con la yema batida y la ayuda de un pincel de cocina.
  • Horneamos con el horno precalentado a 180º unos 15 minutos hasta que estén doraditos.
  • Disfrutamos con mucho cariño.



Si no nos leemos antes, os deseo una muy feliz Navidad y un mejor 2019. Un besito,

Crema de remolacha


Como os he dicho otras veces, raro es el día que no se toma una crema en casa. Las preparo de todas las texturas y colores y para color el de esta crema de remolacha. ¿Que por qué tanta crema? porque son sanas, nutritivas, sabrosas, fáciles de hacer, calentitas... y como además las combinaciones son casi infinitas, pues yo personalmente, no me aburro de ellas. Tampoco falta nunca una crema como entrante en nuestras cenas de Nochebuena.


En el blog ya tenéis una cuantas recetas de cremas para ir abriendo camino, no sabría decirlos cuál es mi favorita. Esta crema de remolacha en concreto, es bastante sencillita. Para aportarle un poco de cremosidad le he añadido la leche evaporada sin lactosa Ideal que venía en mi última caja Degustabox. Si también vosotros queréis recibir la caja con productos sorpresa con este código FRUWM os costará 9,99€ gastos de envío incluidos). Así que ya sabéis a por las dos cosas, la caja y la receta ;)


INGREDIENTES
(2 raciones)

1 remolacha grande
1/2 cebolla
1 ajo
aceite de oliva virgen extra
sal
agua
1/2 vaso de leche evaporada sin lactosa Ideal
*para una versión vegana la leche de almendras será ideal




ELABORACIÓN
tradicional
  • Pelamos y picamos el ajo y la cebolla. En una olla ponemos un fondo de aceite y los rehogamos unos minutos hasta que estén translúcidos. 
  • Pelamos también la remolacha, la partimos en trozos y la añadimos a la olla con un poco de sal. Cubrimos ligeramente con agua -nos armamos de paciencia- y llevamos a ebullición hasta que esté blandita, lo cual llevará unos 20 minutos o un poco más dependiendo del tamaño de los trozos.
  • Cuando estén blanditas, trituramos con la batidora de mano. Añadimos la leche y trituramos un poco más. Rectificamos de sal.  Si se queda espesa podemos añadir un poco de agua.
  • Servimos la crema calentita con un chorritín de leche por encima, que si tenéis la gracia que me falta a mi, puede hasta tener forma de algo y todo! ;)
*Si utilizas remolachas ya cocidas, haz lo mismo pero añade menos agua y deja que hierva unos minutos. El resto, igual
Thermomix
  • Pelamos el ajo y la cebolla, los ponemos en el vaso y trituramos 4 seg/vel 5. Añadimos 15 gr. de aceite y programamos 7 min/ 100ª / vel 2
  • Pelamos la remolacha, la cortamos en trozos y la añadimos al vaso, cubrimos con agua, añadimos sal y programamos 20 min/ 100º / vel 1. Si no estuviese tierna programamos unos minutos más.
  • Cuando esté la remolacha blandita dejamos que baje un poco la temperatura, añadimos la leche y trituramos 2 minutos /vel progresiva 5-10. Rectificamos de sal.
  • Servimos la crema calentita con un chorritín de leche por encima, que si tenéis la gracia que me falta a mi, puede hasta tener forma de algo y todo! ;)
* Si utilizas remolachas ya cocidas, haz lo mismo pero sáltate el paso de cocerlas. Simplemente añádelas a la cebolla y el ajo, añade agua al gusto de cómo de espesa te guste la crema y tritura 2 minutos/ velocidad progresiva 5-10. Luego añade la leche y  programa 5 min /70º / vel 1.



Vuelvo el 19 con un postre típico valenciano para la Navidad.  Hasta entonces, sed felices,