Crepes de trigo sarraceno sin huevo ni leche {sin gluten}



Hoy, a parte de  enseñaros estas deliciosas crepes de trigo sarraceno sin huevo, sin lácteos, sin gluten (sí, están muy ricas) y por tanto aptas para todos los públicos, quiero hablaros de un señor bastante directo y divertido que he descubierto gracias a mi hermana Clara. Se trata de Mark Manson. Básicamente en sus artículos nos dice esas-cosas-que-ya-sabemos-pero-que-nos-cuesta-entender-o-asimilar-y-si-las-dice-otro-tiene-todo-más-sentido, por eso nos las dice de una manera clara, directa, ácida, sin florituras, ni dramas, ni algodones y en inglés. Oh yeah!




Así que el domingo mientras desayunaba una de estas crepes de trigo sarraceno sin huevo -era domingo y tocaba buen desayuno- me dediqué a leer buena parte de su web que no tiene desperdicio. En concreto me gustó este artículo en que nos habla de tres ideas a tener en cuenta que nos harán más happy -si cabe- ;). Nos comenta que no debemos tomarnos todo lo que nos pasa como algo personal. Os pongo un trocito del artículo que más me ha gustado.
When something tragic happens and you become horribly hurt, as much as your pain has you absolutely convinced that this must be about you, remember that hardship is part of choosing to live, that the tragedy of death is what gives meaning to life, and that pain has no prejudice — it afflicts us all. Deserving or not deserving isn’t part of the equation.
La mantequilla de calabaza de Maintal venía en mi última caja Degustabox y pensé que era el relleno perfecto para estas crepes tan sanas. Si también vosotros queréis recibir la Degustabox en casa con este código  FRUWM os saldrá por 9,99€ gastos de envío incluidos. 

¡Dentro receta!

INGREDIENTES
(para 3-4 raciones)

Para la masa:
150gr. de trigo sarraceno
l50 ml. de leche vegetal (yo puse de arroz)
7 gr. de linaza (semillas de lino molido)
aceite de oliva virgen extra


Para el relleno:
mantequilla de calabaza Maintal sin contención alguna


ELABORACIÓN

  • En un bol mezclamos la leche, la harina y la linaza hasta formar un pasta homogénea y sin grumos.
  • Calentamos un chorrito de aceite en una sartén anti adherente y con la ayuda del cucharón vertemos la mezcla en la sartén. cuando esté cuajada le damos la vuelta y doramos por la otra parte. Repetimos este paso hasta agotar la masa. Reservamos.
  • Untamos las crepes con la mantequilla de calabaza y a ¡gozar!



Así que ya sabéis, con todo, yo elijo vivir. Feliz semana,

Smoothie de frutas y hortalizas con cáñamo



Para abrir camino este otoño empiezo con un smoothie de frutas y hortalizas con semillas de cáñamo, algo sencillo pero cargado de nutrientes, energía y sabor ya que con los primeros fríos -que aquí no hemos sentido todavía- nos hace falta activarnos. Los smoothies están de moda y yo hace tiempo que me uní a ella ;) Los smoothies y batidos tan completos, al igual que algunas personas nos inyectan energía. Aseguraos de rodearos siempre de las mejores frutas, verduras y personas para que el cocktail sea perfecto, y si algo no se ve bien, seguramente no lo sea, y esto aplica a todo.



Los smoothies o batidos admiten casi cualquier combinación de frutas y verduras, así que dad rienda suelta a la imaginación, el único requisito es que le guste a vuestro paladar por lo demás via libre para combinar a vuestro antojo. Solo necesitaréis una buena batidora o smoothie maker como la Smoothie2Go de Kenwood, que sin duda os hará la vida más fácil. La textura que obtendréis es fantástica, mantendréis todas las propiedades de la fruta entera pero no notaréis ni un solo grumo. La podéis encontrar en grandes superficies como Worten.

Lo podéis endulzar con lo que más os guste, yo siempre intento decantarme por lo más natural como en este caso los dátiles. Si luego le añadís algún súper alimento (cáñamo, chia, maca, açai) ya es un plus porque además le estaréis añadiendo proteínas. Las ventajas son muchas así que sumaos a ello.


INGREDIENTES
(para 1 ración)

1 manzana Golden pequeña
2 zanahorias medianas
125gr. de mango (peso sin piel)
zumo de 1/2 limón
1 cucharadita de semillas de cáñamo
1 dátil sin hueso
1 chorrito de agua (según lo espeso que nos guste)



ELABORACIÓN
  • Pelamos la manzana, la descorazonamos y la ponemos a trozos en el vaso. Hacemos lo mismo con las zanahorias. 
  • Añadimos el mango, el dátil, las semillas y el agua. Cerramos el vaso, lo incorporamos al pie de la batidora y trituramos hasta que quede suave y cremoso. Podemos hacerlo tan líquido como queremos, es solo cuestión de añadir un poco más de agua. Un delicia natural.


Hasta la próxima semana. Sed felices,